Rituales diarios

BSO para este post.

Inicio: TRY, esta es la canción que suena mientras escribo. 

 

 

Encontrarse.

¿Quién soy yo? 

¿Qué me gusta? 

¿Qué pasiones tengo y qué me hace ser más yo?

¿Qué me sienta y me va bien?

¿Qué no me funciona?

¿Qué me permite regresar a mí? ¿Sentirme en equilibrio? 

 

 

Respondiendo a todo eso, conociéndolo, podemos crear un mapa de vida que nos lleve hacia donde deseamos, hacia dónde debemos estar para ser quienes somos y ser estando bien. 

Hay cosas que sí o sí deben estar en nuestra vida a diario. Seguro que sabéis detectar cuáles son pero… ¿cuáles hemos elegido conscientemente y lo hemos hecho para que nos aportaran algo? Por ejemplo buscando mayor conexión con una misma, sentirse en equilibrio, bienestar, tiempo a solas y de calidad, paz, enraizarse, verse y conocerse mejor… ¿Sabríais decir cuántas?

En nuestra vida tenemos cientos de cosas, en la agenda, en el board del trabajo, en la nevera, en las notas del iphone. ¿Y el tiempo con una misma?

Se habla de rituales, de rutinas, de prácticas diarias… Elecciones que nos acompañan en nuestra vida para sentirnos bien. Hábitos. Se habla, se habla, se habla y se vuelve a hablar. Lo digo yo y muchas más personas pero… ¿qué hay de la práctica? ¿Apostamos por ello? Yo sí, lo puedo decir claramente. A diario dedico tiempo a estar conmigo misma, a poner en práctica aquello que me hace estar bien en mí, mantenerme conectada, estar en mi centro, sentirme equilibrada. Es una elección de vida de todo aquello que quiero en ella. Decido conscientemente decir SÍ y lo pongo en práctica a diario en las dosis que siento que encajan con mi estilo de vida, necesidades del momento, circunstancias, etc. 

Desde meditar cada mañana o cada noche, dedicarse un baño, escribir, salir a correr por la mañana, leer, la práctica de yoga, prepararse platos de comida deliciosos… Hay cientos, hay muchísimos, hay todo lo que queramos que esté  en nuestra vida. Hay todo lo que nos sirva a nivel personal porque SON ELECCIONES PERSONALES ÚNICAS y conscientes. Sagradas, íntimas, diarias, cotidianas.

Estas nos permiten expresarnos, movernos siendo nosotras mismas, conectar, mostrarnos… 

Algunas ayudan a apagar ruidos, regresar a nosotras, a casa, a nuestra esencia nutriéndonos y conectándonos con nuestro cuerpo, mente y alma y permitiéndonos vivir el momento presente. En los rituales no hay filtros, máscaras o exigencias. Somos puras y naturales, perfectas y maravillosas. 

Es darle al PAUSE por un tiempo y detenernos ahí. A veces nos anclan y hacen estar bien cuando nada más lo hace. ¿Lo habéis sentido y experimentado? A mí hay veces que no hay nada que logre calmarme y pienso en sentarme a meditar pero estoy demasiado revolucionada. Entonces invierto el orden y practico yoga. El movimiento me permite aterrizar, estar más presente en el cuerpo y en la respiración y dejar a un lado los pensamientos. La música suele ayudarme. Seguirla me aleja de la mente. Y entonces luego sí puedo sentarme a meditar mucho más calmada y hasta a veces, llegar a algunas conclusiones sobre aquello que me preocupaba.

 

¿Y qué podemos integrar en nuestra vida como ritual, como práctica diaria?

Os invito aquí a explorar y encontrar aquello que os funcione. A nuestro alcance tenemos una amplia variedad de herramientas, recursos pero… ¿qué elegimos para hacer nuestro? Creo en la importancia de quedarse con lo que verdaderamente signifique para cada una porque cada elección, cada ritual es una nueva oportunidad para estar con una misma

Elegir levantarse 10 minutos antes para desayunar tranquila y con consciencia.

Meditar por 10-15 

Ir en bicicleta al trabajo en vez de coger el metro o el coche

Escribir al despertar o antes de ir a dormir

Encender una vela

A mi me encanta hacer ciertos rituales por la mañana antes de activarme y empezar a relacionarme con el mundo y también por la noche, para regresar a mí si es que me he alejado mucho. Conectarnos con nosotras antes de conectarnos con el mundo. Regresar al centro antes de salir ahí afuera, pasando tiempo de calidad con una misma y nutriéndose.

 

Da tanto gusto observarse en todo aquello que haces por y para ti… Y con el tiempo, cuanto más y más lo haces, vas viendo que todo eso te descubre un poquito más y vas navegando más y más profundo hasta llegar a tu verdadera esencia que tantas veces tenemos enterrada. 

 

Elijo ser amable conmigo misma

reconocerme

darme espacio y tiempo

sostengo y protejo mi energía

marco límites con las personas y situaciones de mi alrededor

elijo elegirme

 

Leía hace poco que en Oriente hay mucha más conciencia  y constancia del cuidado hacia uno mismo, hacia este cuidar de ti. Creen (y coincido) que cuanto mejor estemos, mejor estará el mundo. Tenerte en cuenta a ti es tener en cuenta a los demás. Sin duda, qué bonito. 

 

“Cuídate mucho porque así con quienes te cruces, se llevarán un trocito de eso”

Extracto de un texto budista.

 

Y sin más, os dejo con esta reflexión, algo de mi experiencia y una nota final: la próxima semana tengo una novedad. Con ganas de compartirla, 

Un abrazo,

Anna

 

PD: Si te apetece seguir leyendo, aquí hablaba sobre los rituales de belleza.

 

Fotografías: Pinterest

sbobet

slot deposit qris

slot888

slot bonus 100 to 3x

slot gacor 777

slot888 gacor

slot qris

sbobet

Gracias por suscribirte a Dentro Studio.

 

Bienvenida a este nuevo espacio de crecimiento y expansión mensual en el que nutrir todos los sentidos. Un lugar para elevar tu alma, tu vida y tu día a día.

Tomamos nota de tu llegada a este espacio y recibirás noticias de Dentro Studio en breve con tus credenciales para acceder a todo el contenido exclusivo.

 

“The best way to take care of the future is to take care of the present moment” — Thich Nhat Hanh

/ INFO

Además de contactarme a través del formulario que tienes en esta página, puedes enviarme directamente un email a hola@annalfaro.com
Será un placer saber de ti.
Anna

/ Dosis de
inspiración

Únete a mi newsletter para tener un día a día más inspirador. Recibe mensualmente contenido seleccionado relacionado con el bienestar, diseño, literatura, arte, cultura, música… y mucho más.