EN

Sobre mí y mi nuevo proyecto

Llevo varios días haciendo referencia a un nuevo proyecto que verá la luz en marzo y como marzo está cada vez más cerca, voy a empezar a hablar de ello, o más bien de mí para que entendáis lo que voy a presentar, sepáis de dónde viene, de dónde nace. Se trata de un proyecto propio, no algo que estoy haciendo con un cliente, marca u otras personas. Es algo mío, muy personal aunque se trate de un proyecto profesional. Para mí se trata de algo muy importante porque ahora, más que nunca, estoy vinculando por completo lo que soy como persona con mi faceta profesional. He escrito como nunca y lo he hecho desde el corazón, desde el alma, desde la más auténtica sinceridad y es bonito que algo que nació de mí para mí, lo haya podido transformar en algo que en unos días os presentaré para vosotras*.

 

retrato chica con jersey invierno

La mayoría sabéis a qué me dedico pero no cómo ni a través de qué estudios, formaciones o experiencias… he llegado donde estoy hoy. Se suele suponer que he estudiado periodismo, comunicación… Y sí, he estudiado postgrados y formaciones de ello pero en realidad, mi licenciatura, lo que estudié cuando fui a la universidad, es psicología. Una carrera que elegí y que recomiendo estudiar a cualquiera que se lo plantee. Yo la escogí para curarme. Luego me di cuenta de que eso no iba a funcionar. Por aquel entonces no podía ayudarme a mí misma demasiado, no estaba lista para hacerlo. Me faltaban todavía bastantes recursos, a pesar de mi madurez, conocimiento (sobre todo de la vida y de sus golpes) y experiencias pero ahí seguí, insistiendo, por si de repente, por el camino, alguna señal llegaba a mí y me cambiaba el cerebro y mis malos pensamientos, la mala relación que tenía conmigo misma. No me iluminé en ningún momento. La disfruté, la saboreé pero no profundicé a nivel profesional. Seguí con la psicología pero siempre desde mi faceta más personal buscando terapias y cualquier recurso que pudiera hacerme bien. Se podría decir que fui siempre una buscadora, una buscadora del bienestar. Del mío propio, que por aquel entonces estaba muy jodida, y por extensión, de los que me rodeaban, aunque tuve épocas tan malas, que pobres, se las hice pasar canutas

El caso es que como decía, no profundicé más en esos estudios de un modo reglado, académico u oficial pero mi constante búsqueda, nunca me alejó de la disciplina aunque partes de mí pensaran muchas veces que no estaba haciendo nada con ella. Con los años vi y entendí que lo que yo había hecho, fue tomar otros caminos, otras maneras de trabajarla, entenderla y comprenderla y que no por no ser lo oficial y estipulado, era peor. Era mi manera.

Cuando terminé en 2007 la carrera, di varios tumbos pero terminé estudiando un postgrado de periodismo y comunicación que me llevó a trabajar en una agencia durante muchos años y lo curioso, es que estando en un mundo como en el que estaba, la moda, en el que tan a menudo me sentía fuera de lugar por no compartir muchos de los valores del sector, descubrí el yoga, me atrapó y decidí formarme como profesora de yoga vinyasa y yin, también, nuevamente, buscando que fuera mi salvación. Esta vez (y ahora siento que también cuando elegí psicología) acerté de lleno. El yoga, como he dicho en muchas ocasiones, me cambió la vida y limpió mi mente, me volvió alguien más flexible y sin duda, hizo lo que dicen que el yoga hace, ayudarme a ser mi mejor versión. El yoga fue la primera gran terapia de mi vida (puede que la segunda haya sido Bali). Terminé la formación y una vez más, decidí no dedicarme a ello profesionalmente, como tiempo atrás con mis estudios de psicología, aunque sí seguí siempre muy vinculada día a día por mi rutina diaria de práctica.

Como dejan ver mis palabras, tanto a nivel de formación como en mi vida, ya que ambos van ligados, siempre ha habido esa búsqueda constante para estar bien. Me preocupaba estarlo. Buscaba, buscaba, buscaba porque siempre sentía que algo no iba del todo bien. Fuera una cuestión digestiva, migrañas, la relación conmigo misma… y probaba terapias, investigaba, leía, profundizaba, me documentaba, escribía, lo digería, probaba y así meses y años de prueba y error.

El caso es que al salir de la agencia y dejar el mundo de la moda, empecé a trabajar escribiendo para proyectos del mundo saludable y a estar cada vez más cerca todavía de la práctica de yoga, del bienestar, del cuidado, las terapias y por supuesto también de la psicología llegando primero a través de proyectos de otros y en los últimos meses, siendo algo propio donde la psicología, el yoga, cuidado, bienestar y por supuesto la escritura, son el núcleo.

Todo esto empezó a gestarse a finales de 2018 cuando muy revuelta vitalmente y perdida, empecé a sentir algunas señales pero me dije: «Espera Anna, deja reposar estas ideas, ves sintiéndolas, se irán colocando”. En Bali lo hicieron, estallaron. Empecé a escribir y no he parado desde entonces. Me estalló la creatividad, la inspiración, las ideas, las ganas… Y llegó de nuevo la psicología, el yoga y la escritura, dándose la mano entre ellas. Me hace muy feliz lo que viene y espero que lo acojáis y lo hagáis vuestro si resuena con vosotras.

La próxima semana seguiré contando más pero si os interesa, el lanzamiento es el lunes 4 de marzo, podéis apuntarlo en vuestro calendario. Me siento muy muy ilusionada y con muchas ganas de compartirlo 🙂

Un abrazo,

Anna

Fotografías: Beatriz Janer

 

*Me he referido a vosotras porque aunque por supuesto, en mi nuevo proyecto serán bienvenidos los chicos, se trata de algo más femenino, con mi voz, que por supuesto es de mujer y dirigida a mujeres, aunque su contenido, lo que presentaré, puede servirle también a un chico, a los poquitos que me leéis pero sé que estáis ahí.

/ INFO

Además de contactarme a través del formulario que tienes en esta página, puedes enviarme directamente un email a hola@annalfaro.com
Será un placer saber de ti.
Anna

/ Dosis de
inspiración

Únete a mi newsletter para tener un día a día más inspirador. Recibe mensualmente contenido seleccionado relacionado con el bienestar, diseño, literatura, arte, cultura, música… y mucho más.

.