EN

Un verano en los países nórdicos. Primer destino: Estocolmo

El viaje a Estocolmo y Copenhague estaba planeado de otro modo. Compré los billetes en febrero y aunque no había ultimado muchos detalles, lo básico, lo esencial, sí estaba cerrado. Los imprevistos (a veces enormes) suceden (es la vida) y aunque en mucho tiempo no me habían pasado cosas tan circunstanciales… este año (2013 por ahora no está siendo mi año aunque no deje demasiada huella por aquí) me tocó. Reajusté «lo básico» y me marché, como planeé en febrero de este año.

Planteé el viaje y siempre tuve la impresión de que Estocolmo me gustaría menos que Copengague. Impresiones infundadas, desde luego. Son ese tipo de sensaciones que se tienen sin saber porque y eso que amigas que recientemente lo visitaron, me habían hablado maravillas…

El viaje lo empezamos por Suecia, por Estocolmo, y tanto la ciudad como sus alrededores… Idílicos. No podría decir nada más que maravillas del lugar, del país. He podido ver tan sólo una parte y puedo decir que se trata de un lugar de ensueño. Hay incluso rincones que parecen decorados sacados de películas y aún y esa «aparente» perfección (que aparentándolo, deja de serlo), me encantaron todos los lugares. He podido sentirme viviendo en Estocolmo y formando parte de la ciudad. Hay mucho verde. Parques, grandes extensiones cuidadas y preparadas para que la gente disfrute del lugar. Se acude a correr, incluso a hacer deporte en grupo; familias pasean con sus niños (he de decir que es una ciudad muy familiar, muy preparada para andar por ella con los cochecitos, con las bicicletas en familia, incluso niños pequeños andando en sus propias bicicletas sin peligro. Esto me ha encantado), grandes grupos organizando picnics, no únicamente los fines de semana; gente aprovechando los rayitos de sol y tumbándose como si se encontraran en la playa… Mucha cultura (cines, teatros, exposiciones de fotografía entre las que pude ver en el Museo Fotografiska, la de Helmut Newton, se puede ver hasta septiembre), tiendas de diseño preciosas, moda maravillosa y una arquitectura y unos barrios de lo más lindos, además de cafés y restaurantes… al más puro estilo newyorquino. El barrio de Södermalm me robó el corazón, dos zonas en concreto: Hornstull y Nytorget. Venían recomendadas, una colega de trabajo que vive en Estocolmo, me recomendó ambas zonas y acertó. Fue un gran hallazgo y por suerte, acudimos a ambos lugares al principio de nuestra estancia por lo que repetimos y repetimos, tanto de día como de noche. Sin duda sería mi barrio en caso de mudarme a la ciudad 🙂

Tras una semana en Estocolmo, os dejo aquí algunas recomendaciones, y os animo, muy sinceramente, a escaparos a la ciudad. En mi caso estuve una semana. Quizá parezca demasiado pero aprovechamos para ver alrededores, que valen MUCHO LA PENA.

 Ciudades preciosas

Alojamiento / Zonas

Los mejores barrios para alojarse son los de: Vasastaden, Ostermalm, Norrmalm, Kungsholmen y Södermalm. Son las mejores zonas porque son todas céntricas, bien comunicadas y tienen todas ellas cosas interesantes de ver. De todos modos, mi recomendación es vivir en Södermalm. Me enamoré de este barrio. Me lo recomendaron antes de viajar y aunque la persona que lo hizo no me conocía demasiado, acertó plenamente. La zona de Hornstull y Nytorget, especialmente, son geniales. Me recuerdan mucho a Brooklyn y en concreto a Williamsburg. Hay tantos cafés, bares, restaurantes y tiendas bonitas y con encanto… Además en la zona de Slüssen, aunque más comercial, encuentras también muchas cosas que te atrapan. Esta última sería la zona para hacer compras en las tiendas más típicas.

Transporte 

En Suecia es muy interesante como combinan todos los tipos de transporte. Puedes comprar la tarjeta Stockholm Card, que incluye todo tipo de transporte (metro, tren, tranvía, bus…) además de acceso libre a los museos; funcionan por horas: 24, 72 y creo que la siguiente ya son 7 días. Sale a cuenta, desde luego. También muy interesante alquilar bici. La ciudad permite recorrerse sobre ruedas y la mayoría de la gente que vive en la ciudad, la utiliza como medio de transporte habitual. Tienen un sistema público parecido al Bicing de Barcelona. Se puede alquilar por temporada o por 3 días. La verdad es que para pasar unos pocos días en Estocolmo, es ideal tener esta opción de 3 días y poder desplazarte por cualquier lugar encontrando fácilmente estaciones donde dejar la bici y seguir a pie el recorrido.

Cafés/ Bares / Restaurantes

Siempre recojo tarjetas de los lugares que me gustan o me apunto el nombre del lugar y la dirección. En Estocolmo, empecé haciéndolo pero cuando cada café o restaurante tiene su encanto… terminas por directamente disfrutar y prestar menos atención a los nombres y más a tu alrededor, a lo que comes, a lo que te rodea. La lista aquí podría ser infinita, por ello sólo os dejo un par de nombres. Hay muchísimos lugares y seguro que algunos que quizá sepáis, con otros muchos encantos.

En Hornstull el Kafé Copacabana, para desayunos, brunchs, ensaladas y sandwiches buenísimos. El lugar, una monada, con grandes ventanales que dejan pasar la luz estupenda en los días claros y soleados.

Café en Estocolmo

En el mismo barrio, aunque más cerca de Slüsssen, ensaladas buenísimas en Fröken Anderssons Kafeebar. Justo enfrente, en un pequeño paseo, suele haber un mercadillo de fruta, flores y productos artesanales durante el fin de semana.

 

Comer bien en Estocolmo

Estos dos anteriores, están rodeados de otros muy buenos lugares, por lo que si os paráis en el de al lado, estoy segura que os encantará también.

 

Fruta en la ciudad

Alrededores de Estocolmo

Hay miles de lugares y por supuesto, ni en una semana hay tiempo para ver lo imprescindible pero tras mi experiencia… Recomendaría, en orden, de lo más bonito a lo «menos» bonito, aunque sea todo precioso:

– Sigtuna
– Vaxholm
– Islas pequeñas del archipiélago. Estas sería estupendo plantearlas como una excursión en la que pasar la noche en la isla en cuestión, en un B&B o casita tipo bungalow. Las islas, de veras, son de película aunque algunas quizá demasiado lejos. No creo que sea necesario alejarse tanto como en mi caso, que pasamos casi un día entero en un ferry (3 horas de ida y 4 de regreso). Las cercanas pueden ser igual de bonitas e interesantes que las más alejadas.

Islas de Suecia

Islas de Suecia

1. Sigtuna 2. Möja

Fotos: Anna Alfaro

Playas

Sí, los países nórdicos las tienen y preciosas. No suelen ser de arena fina (aunque también las hay) pero su mar es de un azul intenso que aunque congelado, te llama a gritos, además de la limpieza de todo el entorno. A menudo son más ajardinadas o rocosas pero maravillosas (siento si me repito en decir que todo es precioso y bonito pero así lo he vivido…).

Exposiciones / Museos

La verdad es que soy una persona que se decanta poco por los museos 🙁 Aunque me encanta la fotografía (y la moda) y llegar a la ciudad y leer que justo hasta septiembre tenían en el museo Fotografiska la exposición de Helmut Newton… fue una alegría. Además de esta exposición, hay siempre otras que comparten espacio en el museo. Todas muy interesantes, además, las vistas desde el museo, son estupendas, hay que subir a la cafetería no sólo a comer y disfrutar de un rico café, las vistas desde allí, espectaculares.

He tratado de resumir bastante pero sin dejarme detalles útiles siempre que se viaja. En resumidas cuentas… Estocolmo me ha encantado. Suele pasarme a veces, con según qué ciudades que al conocerlas, quisiera vivir en ellas. Me identifico con la ciudad. Me gustan sus parques, la gente (amable, atenta, servicial y muy muy guapa, tanto ellos como ellas, de veras, nunca vi un lugar con gente tan guapa), su cultura, la estructura de la ciudad, sus barrios, la arquitectura, el diseño, la moda, su manera de divertirse, sana y social, el salmón, los cafés con espuma… Estocolmo… Volveremos a vernos.

PD: En breve traeré al blog el post resumen de Copenhague y de Londres, mi último e inesperado destino. ¡Espero animaros a visitar estos lugares y que en vuestro verano hayáis visto también cosas que os hayan atrapado tanto como me ha sucedido a mi!

Más imágenes y datos en Instagram

/ INFO

Además de contactarme a través del formulario que tienes en esta página, puedes enviarme directamente un email a hola@annalfaro.com
Será un placer saber de ti.
Anna

/ Dosis de
inspiración

Únete a mi newsletter para tener un día a día más inspirador. Recibe mensualmente contenido seleccionado relacionado con el bienestar, diseño, literatura, arte, cultura, música… y mucho más.

.