EN

Y vuelves a ser tu…

Cuando nos sucede algo, cuando un contratiempo se aposente en nuestras vidas sin pedir permiso, de repente, súbitamente robando toda nuestra calma, claridad, serenidad y esa vida soñada que sentíamos vivir… perdemos el equilibrio, el rumbo, la razón y todo lo que nos hacía sentir a salvo, resguardados de la intemperie y de lo «malo». Pero los imprevistos aparecen de repente, de ahí su nombre. Aunque no queramos y aunque no podamos evitarlos… de repente chocamos con ellos. Nos hundimos, sentimos que caemos tan abajo que nunca podremos subir, volver a flote y sonreír como sonreíamos cada dos segundos. Lloras, gritas, te pudres en silencio y en compañía, te desahogas, te conviertes en un ser un poco «pesado» tratando de escupir en alguien todo lo que te mortifica. Y querrías agarrar a eso que te causó daño y sacudirlo pero no… te calmas con la compañía de los que te quieren y con la calma propia. Sientes como te escuchan y te sientes tan abrazada que poco a poco te vas sosegando y vuelves a ser tu. Y vuelves a ser tu en esos ratos en los que la pena te da un respiro, aunque esta se cuele a ratos. Poco a poco vas combatiendo y vas luchando contra ella hasta verte y no ser ni siquiera capaz de reconocerte por lo fuerte que te sientes y lo bien que estás haciendo las cosas. Te sientes dar pasos pequeños pero firmes y vuelves a ti. A ser tu, la misma de antes aunque esa pena se cuele a ratos…

 

sentimientos

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

/ INFO

Además de contactarme a través del formulario que tienes en esta página, puedes enviarme directamente un email a hola@annalfaro.com
Será un placer saber de ti.
Anna
Esta web está protegida mediante reCAPTCHA y aplica la Poítica de privacidad y Términos y condiciones de Google.

/ Dosis de
inspiración

Únete a mi newsletter para tener un día a día más inspirador. Recibe mensualmente contenido seleccionado relacionado con el bienestar, diseño, literatura, arte, cultura, música… y mucho más.

.